Uro Ginecologia: labioplastia. Incontinencia Urinaria. Prolapso. Rejuvenecimiento vaginal.
Uro Ginecologia: labioplastia. Incontinencia Urinaria. Prolapso. Rejuvenecimiento vaginal.

Testimonios

Testimonio de Rejuvenecimiento Vaginal

Barbara: 42 años

"Me realicé un rejuvenecimiento vaginal en la clínica de Dr. Jack Pardo y me alegra decir, que posterior a esta intervención me he beneficiado en distintas áreas de mi vida."

Como deportista, he podido tener entrenamientos que antes de la intervención no había podido realizar, ya que el esfuerzo me hacia expulsar orina y no podía controlarlo, causando esto la interrupción de un día de entrenamiento.

La vida cotidiana no era muy distinta, al menor esfuerzo, estornudo o incluso el reírme me provocaba esta incontinencia urinaria, constantemente tenía ganas de orinar y muchas veces me cuestionaba el beber líquidos, porque temía que me dieran ganas de orinar y no contar con un baño. El aguantarme, en consecuencia, me provocó varias ITUS. (Infección del tracto urinario)

En el ámbito sexual, algo muy importante, por lo menos para mí, he vuelto a disfrutar la sexualidad como antes, como cuando era más joven. Les cuento, soy madre de cuatro hijos, todos por parto normal, y como muchos comprenderemos el cuerpo nos pide un costo altísimo, cambios inevitables para poder llevar a cabo la tarea de gestar y de parir. Tras esto y después de cuatro partos, como ya les relataba, contar con un canal vaginal más estrecho, me ha permitido volver a tener mayor placer y eso es maravilloso.

Me siento muy contenta por la decisión que tomé y muy conforme con los resultados. Quisiera que otras mujeres, que tal vez estén pasando por algo similar y tengan la oportunidad y los medios económicos para poder realizarse este tratamiento de rejuvenecimiento vaginal, obtengan tantos beneficios como los que yo experimento, que vuelvan a conectar con su mujer sexual, con su juventud, con su seguridad y con sus ganas de destacar en muchas áreas.

Testimonio

Daniela, 25 años.
Educadora

"Existe un antes y un después en mi vida."

En primera instancia, agradecer al excelente profesional y a su equipo de trabajo que me atendió, realmente valió la pena realizar la cirugía estética... Existe un antes y un después en mi vida.

Desde hace algunos años, me he sentido incomoda con el aspecto de mis labios vaginales (por un tema estético y físico); para ser concreta, los encontraba poco armoniosos y desproporcionados para mi aspecto físico. Por otro lado, comenzaron a causarme incomodidad al usar ropa ajustada o bikini para el verano.

Al llegar a la consulta, me sentí acogida y comprendida por el doctor; ya que, además de ser un excelente profesional, también es una excelente persona que me dió seguridad y solución a mi problema. En poco tiempo, decidí realizar la cirugía estética, la cual es prácticamente ambulatoria y tiene una recuperación bastante rápida (más de lo que imaginé). El aspecto de mi vagina cambió rotundamente, quedó armoniosa, se ve natural y rejuvenecida. El doctor es un profesional que sabe muy bien lo que hace, no existió dolor durante la intervención o en el post operatorio. Cabe destacar, que el doctor siempre está disponible para atender cualquier duda que exista después de la operación.

Me encantaría que este tema se hablara con más naturalidad en Chile y que más mujeres tuvieran acceso a esta información, ya que la vagina es un órgano muy importante para las mujeres, la que sin duda debe estar hermosa y saludable. Si existen problemas estéticos o de cualquier otra índole, se debe consultar a un profesional, ya que la solución es más simple y accesible de lo que realmente se cree.

Reitero mis agradecimientos al doctor y a su equipo de trabajo, desde la recepcionista hasta el equipo médico, entregan un servicio de primer nivel.

Todos los días recuerdo que fue la mejor decisión que pude tomar.

Testimonio de Labioplastía

Adolecente, 15 años.

"Mi vida dio un giro total"

Hola, tengo 15 años, en diciembre del 2016 fui operada de una labioplastía por el doctor Jack Pardo.

Aproximadamente a los 12 años me di cuenta de esto, pero creí que era normal. Fue en el verano del 2014 cuando al momento de depilarme con la ayuda de mi prima, ella notó algo raro en mi vagina. Me asusté mucho, se lo comentamos a mi mamá, por lo que decidió llevarme al otro día al ginecólogo.

El médico me explicó que era una mal formación que a 4 de 10 mujeres le ocurría. La única manera de solucionarlo era con cirugía que podía hacerla desde los 14 años. El ginecólogo me tranquilizó diciéndome que no era nada grave, y que era más común de lo visto.

Luego de eso fue pasando el tiempo, pero ahí es donde me comenzó a incomodar el andar con buzo, el calor, la ropa interior, era desesperante para mí. Varias veces perdí clases por esto, le pedía a mi mamá por favor que me retirara de clases, no aguantaba tanta incomodidad. Me llegó a afectar tanto de manera física, psicológica y social. Ya no quería salir con amigos ni familia, comencé a bajar mi rendimiento en el colegio.

Llego un momento en que no pude más y le pedí a mi mamá llorando que si existía la posibilidad de operarme. Ella buscó por todos lados hasta que llegamos donde el Doctor Jack Pardo. Buscamos la forma de poder financiar la operación hasta que lo logramos y me pude operar.

Es aquí donde quiero agradecer al Doctor Jack por haber realizado con éxito la operación, gracias a él mi vida dio un giro total, ya no siento incomodidad, fue un aumento en la autoestima total. Muchas gracias doctor por su labor realizada.

Testimonio de labioplastía y lifting de labios mayores

Karen, 35 años. Norte de Chile
Psicóloga

"Me cambió la vida"

El tema de las cirugías plásticas ginecológicas casi no se conversa, yo creo que es un tema todavía tabú, y eso es una lástima, porque si se hablara más, muchas mujeres podrían mejorar diversos aspectos de su vida...

Desde la adolescencia me di cuenta que mis labios vaginales, externos e internos eran más grandes de lo que tenían el común de las mujeres. Yo siento que esta situación fue aumentando con el paso de los años, llegué a odiar el aspecto estético de mi vagina, me cargaba, la encontraba horrible, la asociaba con una imagen masculina, se veía abultada sobretodo con traje baño y calzas, pero era un tema que no comentaba con nadie.

Un día, empecé a investigar en la web sobre la labioplastía y encontré al doctor Pardo, me armé de valor dejé atrás la vergüenza y le pedí a mi marido que me acompañara a una consulta con el Dr. Jack, viajé en enero a verlo, me explicó que me podía hacer una labioplastía de labios menores, es decir, sacar el exceso de ellos, además de un lifting de los mayores, (cosa que no tenía conocimiento), lo que significaba disminuir los labios mayores en cuanto a su tamaño.

La verdad que en mi caso era algo que quería hace tiempo, pero me daba mucho susto... Pasaron los meses y decidí operarme , contacté al doctor y quedamos en la fecha el 2 de julio.

Me acompañó una amiga, me operé, (te duermen y no te enteras de nada), en la tarde me fui a la casa.

Los primeros días sí tuve dolor, muy soportable, (mi operación era de labios mayores y menores), pero mirarme y ver mi vagina como siempre la quise, vale la pena todo, lo haría de nuevo, y de lo único que me arrepiento es no haberlo hecho antes, me cambió la imagen sobre mí, me dio más seguridad, me puedo poner ropa que antes no usaba.

En resumen y aunque suene cliché la operación me cambió la vida y mi manera de enfrentarla.

Testimonio de Rejuvenecimiento Vaginal

Fernanda, 42 años.
Talca

"Ayer fue mi primera vez, y realmente fue totalmente distinto, después de muchos años volví a sentir como antes. Muchas Gracias, estoy feliz.

Al principio me dolió, y sangré un poquitito, me imagino que ambas cosas son normales verdad?, ahora estoy adolorida, me siento como la novia de Hulk... pero feliz".

Testimonio de Incontinencia urinaria y Rejuvenecimiento Vaginal

Angélica, 58 años.
Norte de Chile.

"Doctor, un saludo muy especial como siempre... mi marido dice que se merece un trofeo... Muchos cariños nos vemos en el control anual".

Testimonio de Histerectomía laparoscópica

Angélica, 47 años.
Abogado

Cuando me dijeron que tenía que hacerme una histerectomía por tener miomas no solo me dio pena por tener que extraerme el útero. También pensé en lo que tantas amigas me habían contado acerca de la recuperación. Me decían que tendría que estar casi un mes en reposo, en cama dos semanas y que el dolor sería muy grande. Investigué y me encontré con el Dr. Pardo. El fue extremadamente comprensivo y empático al comprender el dolor emocional y las aprehensiones que tenía con la cirugía. Me explicó las ventajas de las técnicas minimamente invasivas. Finalmente me operé un miércoles en la mañana y me realizaron una histerectomía laparoscópica con bisturí armónico ultrasónico separando el útero por laparoscopía y extrayéndolo por vía vaginal. Me dejaron los ovarios para no tener que usar hormonas. La cirugía demoró menos de una hora. El dolor fue mínimo, mucho menos que cuando tuve una cesárea. El día viernes estaba de alta y al medio día estaba almorzando en mi casa, solo dos días después de haberme operado. A la semana estaba caminando normalmente y manejando. Menos de dos semanas después estaba trabajando y a las seis semanas estaba realizando una vida totalmente normal incluyendo mi vida sexual. No tuve ninguna molestia. Además aprovecharon de hacerme un rejuvenecimiento vaginal lo que mejoró notablemente mi calidad de vida sexual. Estoy feliz y agradecida de haberme hecho una cirugía tan moderna.

Testimonio de Labioplastía

Isabel, 25 años
Ingeniero Comercial

La diferencia es obvia, y no me refiero sólo a la apariencia, que es lo que se puede observar en las fotos, sino en lo cómoda que me siento con cualquier ropa.

De hecho, estoy muy contenta de haber ido y que me operara, antes estaba resignada, me molestaba, realmente lo encontraba horrible y lo odiaba... pero dentro de todo eso había una resignación, por eso quizás nunca me mostré demasiado entusiasmada, había que hacerlo claro, pero mi lógica apuntaba a que como resultara no iba a quedar peor que antes... Por supuesto, no estoy ni cerca de estar peor, en cambio, ando contentísima por la vida y feliz de haber ido alguna vez a verlo.

Gracias por todo, porque ha sido sumamente amable conmigo, por las gestiones que hizo para que me operara, por la paciencia y, por supuesto, la operación que no imaginé que sería tan simple.

Testimonio de rejuvenecimiento vaginal láser aparecido en programa Diagnóstico de Canal Trece.

Andrea, 38 años.
Casada 4 hijos
Operada de Rejuvenecimiento Vaginal Láser.

"Yo pensaba que era normal, o sea pensaba que era yo la que tenía un problema al hacer el amor con mi marido. El pene de mi marido yo no lo sentía dentro de mi . Teníamos que buscar posiciones diferentes y distintas formas para llegar al orgasmo pero el problema era que yo no lo sentía a él.

Todo el tiempo yo estaba con el famoso "dolor de cabeza" o que "los niños están despiertos" buscando excusas para no hacer el amor con mi esposo... me angustiaba el no poder satisfacerlo a el y no poder tampoco yo sentir placer. Entonces esto era cada vez peor y peor... uno se siente mal (llorando). Es difícil explicarlo porque la verdad es que no es un tema que se converse con la mamá y si uno no tiene la pareja adecuada es súper difícil.

Después de la operación el cambio es del cielo a la tierra; es volver a la primera vez... es decir uno está en la plenitud del placer de sentir todo porque vuelven a llegar las sensaciones por todos lados. La autoestima mejora bastante y uno se siente bien, como cuando tenía veinte años. Me siento mucho más atractiva que antes, de todas maneras para mi fue un cambio bastante grande... muy grande."

Testimonio de labioplastía Láser en programa Diagnóstico de Canal Trece

Fanny tiene tres hijos, y debido a esos partos, su musculatura se aflojó y con el tiempo le provocó un pequeño prolapso, una caída de su vejiga. Sin embargo, lo que más le molesta es otro problema, tan habitual y a la vez tan escondido por las mujeres: ella tiene los labios menores de sus genitales muy abultados.

En el caso de ella, la molestia no llega al extremo de otras mujeres, pero igual existe. "Tú lo notas en el uso de la ropa interior, los trajes de baño, protectores diarios; es desagradable, molesta, duele, se producen roces", señala. A pesar de esto, ella nunca preguntó a su ginecólogo, ni se imaginó que había una solución médica para su problema. "A veces, cuando tú tienes algo distinto, no sabes que es distinto, lo tienes y vives con ello. En algunos minutos no molesta, en algunos minutos sí molesta, pero va contigo", explica Fanny.

"No tengo ya el problema de roce con la ropa interior y se ve mucho mejor estéticamente. Amerita de todas maneras la operación".

Testimonio de rejuvenecimiento Vaginal Laser

Carolina, 33 años.
Ingeniero comercial, dos hijos por partos vaginales diez años de casada, con la única pareja sexual que ha tenido en su vida- nunca volvió a sentir orgasmos con la misma intensidad que experimentaba antes de dar a luz a sus dos hijas. Hasta que se sometió a la cirugía de rejuvenecimiento vaginal.

"Al año después de mi último embarazo, que fue en 2000, empecé a echar de menos lo que sentía antes. Yo le preguntaba a mi marido si le pasaba lo mismo, pero él no sentía ningún cambio. Según mi ginecólogo estaba todo normal. Pero yo sentía algo distinto. La cosa no dio para más cuando estas vacaciones de verano nos quedamos solos en Santiago. La situación era idílica, teníamos tiempo para salir a comer afuera, ir al cine, era como volver a pololear. Pero estaba este asunto. Hace poco había visto un programa en la televisión donde hablaban del rejuvenecimiento vaginal, así que finalmente me decidí y pedí una hora con el Doctor Pardo.

Él me hizo revisar por una sicóloga y una kinesióloga que verificó que mi tono muscular había disminuido, aunque no mucho. El doctor me dijo que el grado de mi amplitud vaginal era mínimo, y trató de disuadirme junto a mi marido de que no me operara hasta más adelante. Pero yo quería recuperar mi capacidad de alcanzar orgasmos, así que me operé en marzo de este año. Después de la cirugía se siente un ardor fuerte, pero nada insoportable. Tuve que estar cuarenta días sin tener sexo. El primer encuentro después de la operación es bien nervioso porque hay muchas expectativas. Por eso es importante tener una buena relación de pareja. En mi caso, la primera vez fue increíble. Quedé súper bien. No soy la misma que hace catorce años, pero quedé notablemente mejor que antes de la operación".

Testimonio de Labioplastía Láser

Michelle, 25 años.
Contadora Auditora.

Desde que tengo uso de razón me he sentido acomplejada por el aspecto de mis genitales. De hecho en el colegio no me desnudé nunca frente a mis compañeras por vergüenza a que me vieran desnuda. Desde hace años evitaba salir de mi casa por temor a tener un accidente o imprevisto que me hiciesen consultar en un servicio de urgencia y que me viesen desnuda. Ni hablar de relación de pareja. Soy una mujer atractiva, bonita pero el aspecto de mis genitales ha impedido que me relacione de cualquier manera con un hombre. Cuando vi el programa de televisión decidí consultar con Jack Pardo.

El fue muy cálido y comprensivo me hizo comprender que lo que yo tenía era una variación normal pero incómoda estética y funcionalmente. Me operé al dia siguiente de haber consultado. El cambio en mi vida fue radical. Cuando me vi recién operada con un espejo lloré de felicidad, no podía creer que con una hora de cirugía y casi sin ninguna molestia mi problema se habia solucionado. Ha pasado mas de un año de la cirugía y estoy feliz, de hecho estoy con pareja e incluso pensando en casarnos. Mi vida sexual es plena y satisfactoria. Para mi fue una cirugía que cambió mi vida.

Testimonio de rejuvenecimiento Vaginal Laser aparecido en Revista Paula del 14 de Octubre de 2006.

Cristina, 72 años.

A pesar de mis 72 años soy una mujer activa, estoy casi todo el dia fuera de casa y tengo muchas actividades sociales. Mi problema era muy incomodo ya que en cada fuerza pequeña que hacía perdía orina. Llego un momento que una pequeña risa me ocasionaba perdida de orina. Además mi urgencia por llegar al baño era terrible. Durante una compra en el supermercado de dos horas tenía que ir a orinar por lo menos una o dos veces. Al ver al Dr. Pardo el me contó que la operación con la cinta demoraba menos de diez minutos y además iba a corregirme un leve prolapso que tenía lo que mejoraría mi calidad de vida sexual y posiblemente la urgencia que tenía al orinar. La operación fue casi indolora. Estuve sólo una noche en la clínica y el cambio fue notable. Ya no pierdo orina nunca y puedo estar ahora hasta 4 o 5 horas sin orinar y no me tengo que levantar en la noche. En cuanto a mi vida sexual... mejoré mucho me siento mas estrecha y joven , mi esposo me encuentra mas atractiva y el y yo disfrutamos mucho mas que antes. No puedo creer que esperé tanto tiempo pero ahora estoy feliz.

ContactoLlamar

Contáctenos

Desarrollado por